HÁBITO DE LECTURA Y HABILIDADES DESARROLLADAS A TRAVES DE ESTA

Lectura, habilidades pedagógicas.
Universidad Católica de la Santísima Concepción 


HÁBITO DE LECTURA Y HABILIDADES DESARROLLADAS A TRAVES DE ESTA

Katherine Oñate Leiva


—Ahora digo —dijo a esta sazón Don Quijote—
que el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho

Fragmento Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes Saavedra.

Resumen

La lectura consiste en el proceso de obtener y comprender ideas e información almacenada utilizando alguna forma de lenguaje o simbología. Una buena analogía la tenemos en el mundo de la computación, cuando hablamos de "leer" un determinado programa o archivo; en este caso nos referimos al hecho de adquirir la información almacenada en algún dispositivo, utilizando un lenguaje o protocolo predeterminado.
La sociedad modernista ha dejado atrás las ventajosas costumbres de la lectura, no solo como un medio de estudio si no también como medio de entretención. La lectura es un mecanismo que desarrolla en pensamiento lógico y la imaginación, es una disciplina abierta a la búsqueda del individuo en si mismo, desarrolla la capacidad de encontrar soluciones a situaciones conflictivas.

Abstract

Reading is the process to obtain and understand ideas and information stored using some form of language or symbolism. A good analogy we have in the world of computing, when we speak of "reading" a particular program or file, in this case we mean the fact of having acquired the information stored on any device, using one language or the default protocol. Modern society has left behind the beneficial habits of reading, not only as a means of study but also as a means of entertainment. Reading is a mechanism that develops in logical thinking and imagination, is an open search of the individual himself, develops the ability to find solutions to conflict situations.

Key words: Books, imagination, logical, thought.

La descripción de una disciplina tan amplia como la lectura ha involucrado a pedagogos, lingüistas, docentes, psicólogos, neuropsicólogos, neurólogos y reeducadores del lenguaje escrito que se encuentran involucrados en el debate que se entabla en torno a la actividad de la lectura.
De este modo, a partir de investigaciones en psicología cognitiva reconocidas y corroboradas -expuestas de modo claro y ameno, sin descripciones técnicas ni estadísticas-, se proponen soluciones pedagógicas, se confirma la importancia de la lectura.
Leer, señala el Diccionario de la Academia es “pasar la vista por lo escrito o impreso comprendiendo la significación de los caracteres empleados”; también dice, es “entender o interpretar un texto de determinado modo”, o “comprender el sentido de cualquier otro tipo de representación gráfica (‘leer la hora, una partitura, un plano’)”. Junto a estas definiciones léxicas hasta cierto punto previsibles por lo conocidas, el Diccionario agrega otras menos esperables y, tal vez por eso, más sugestivas y hasta intrigantes.
Algunas personas al hablar sobre la lectura suelen relacionarla únicamente a alguna actividad académica o meramente como un medio para mantenerse informados
Posiblemente sea porque desconocen las grandes ventajas que el hábito de la lectura trae consigo y que su práctica beneficia a quién la ejerce tanto en el campo intelectual como en el social y personal.
“El libro es fuerza, es valor, es alimento, es antorcha del pensamiento y manantial del amor “como nuestro conocido autor Rubén Darío, el libro es mas que una puerta al conocimiento, es un incentivo a nuestro pensamiento. 
Japón Tiene el primer lugar mundial con 91% de la población que han desarrollado el hábito de la lectura.
En segundo lugar está Alemania con un 67%, seguido muy de cerca por los Estados Unidos con un 65%.* 
Como los datos lo demuestran, los países desarrollados son aquellos con mayores índices de lectura, esto nos demuestra claramente la acción ventajosa de la lectura constante.

*Datos proporcionados por la UNESCO


BENEFICIOS DE CARÁCTER INTELECTUAL.

‘Los libros son como las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra’, decía el poeta inglés James Russell Lowell ya que la lectura es importante para el desarrollo intelectual de la persona pues si se practica en forma constante, mejora el manejo de las reglas de ortografía y gramaticales, lo que permite un mejor uso del lenguaje y la escritura.
Desarrolla, como ninguna otra actividad, la imaginación y la creatividad, además de ser una incomparable fuente de cultura que aumenta la capacidad de memoria y de concentración.
La lectura, en sí misma, es un ejercicio de reflexión de alto nivel.
El gusto por la lectura tiene muchos beneficios, en los niños especialmente, ayuda a despertar la imaginación y creatividad que en la vida adulta lo ayudará encarar los problemas con una mejor actitud y buscando varias alternativas para solucionarlos.

1. Un niño que lee, en general es mas independiente intelectualmente que uno que solo ve televisión. La televisión con sus imágenes, presenta una versión de la realidad, el libro al no presentar imágenes, deja la mente libre para imaginar y sobre todo cuestionar. 

2. Terminar de leer un libro representa un esfuerzo realizado, mucho mayor que ver un programa de televisión. El esfuerzo brinda la satisfacción de haber dominado algo difícil, incrementando la autoconfianza del niño. 

3. La lectura es esencial para lograr un dominio del lenguaje, al dominar el lenguaje el niño puede expresarse mejor, transmitir sus sentimientos y necesidades e interactuar más fácilmente con otras personas y situaciones. 

4. La lectura de un buen libro, puede ayudar al niño a comprender las relaciones entre las personas y comprenderse el mismo. 
5. La lectura es la base de la educación y la educación es el factor esencial de igualdad social en el mundo. Un niño que siente placer al leer un libro, será un adulto capaz de utilizar la lectura como una herramienta básica para poder desarrollarse con éxito en la cada vez más competitiva sociedad actual.

5. La lectura es la base de la educación y la educación es el factor esencial de igualdad social en el mundo. Un niño que siente placer al leer un libro, será un adulto capaz de utilizar la lectura como una herramienta básica para poder desarrollarse con éxito en la cada vez más competitiva sociedad actual.
Aquí encontramos un diagrama que demuestra la relación entre la ejecución constante y continua de la lectura, que nos lleva desde la compresión hasta la adquisición de un léxico mas amplio 


Fuente: Taller de Literatura, Centro Educativo Angulo. México.
DESARROLLANDO EL HÁBITO DE LA LECTURA

La mejor forma de inculcar a una persona el hábito de leer es desde que se nace. Sin embargo, hay personas que conociendo los beneficios que la lectura proporciona, desean iniciarse y formar este hábito en sus vidas. Para este tipo de personas sólo existe un camino constancia y determinación para lograrlo.
Una vez que se ejercita la lectura periódicamente, ésta pasa a ser parte de la vida del individuo en forma natural y se convierte en un hábito que una vez experimentado, difícilmente se puede dejar.
Se puede optar por cualquier tipo de lectura, afortunadamente existen en el mercado de libros una infinidad de temas por los cuales optar: novelas, ensayos, literatura clásica, historias y biografías, cuentos, poesía etc. Además de los medios informativos como revistas y periódicos que permiten al lector mantenerse informado del mundo que vive.
A continuación se enseñan estrategias para desarrollar el hábito lector: 

LA LECTURA Y LOS NIÑOS.

Cuando se dice que la lectura se enseña desde la cuna no necesariamente se refiere a enseñar a leer propiamente al bebé. La primera forma de lectura que se da en los niños más pequeños es, principalmente, a través de las imágenes. De ahí que los libros o cuentos infantiles en un principio están hechos de cartón o plástico, con una gran variedad de colores y con muchas imágenes y poca literatura.

Incluso se pueden encontrar libros musicales o que contienen canciones, y otros más que contienen efectos ópticos y hasta diferentes texturas, todos ellos con la finalidad de captar la atención del niño que empezará a familiarizarse con el libro y que le permitirá acercarse a ellos en forma natural en el futuro.

Dejar a los niños elegir el libro que les es más atractivo, fomenta en ellos un interés por acercarse a la lectura. Pero lo que definitivamente más acerca a un niño a los libros son sus propios padres. El hijo de padres lectores por lo general se convierte en un buen lector.



Beneficios de la lectura en los niños.

Además de los beneficios anteriores, la lectura en los niños los beneficia particularmente en su rendimiento escolar, ya que a un niño que posee éste hábito, le es más fácil y natural tomar un libro para estudiar o investigar que a aquel que no está acostumbrado a los libros.

• Despierta en los niños una enorme curiosidad que es fundamental para su aprendizaje, además ayuda al niño a cometer menos errores ortográficos en sus trabajos.
• Da seguridad y por lo tanto se eleva su autoestima, un niño que lee se distingue de los demás por la facilidad que tiene para expresarse.
• Estimula en los niños la capacidad de imaginación, y esta es importante para la solución de problemas tanto cotidianos como académicos.

La práctica frecuente disminuye las posibilidades de caer en los vicios de la lectura que son: somnolencia, falta de concentración y fatiga ocular.
Saber leer es un privilegio, tener el hábito de la lectura es, además una bendición. Quien quiere superarse personal y profesionalmente debe hacer de la lectura constante su mejor aliado.

La lectura es libertad, cultura y entretenimiento sin igual. Proporciona a quien la practica un crecimiento personal como ninguna otra actividad.
Si se aprende a hacer de la lectura la mejor compañera, ésta nunca se apartará de nuestro lado. 

Crecer en la lectura

La enseñanza escolar es sólo el principio. Las complejas habilidades que, como hemos visto, moviliza la lectura exigen no sólo que la persona que aprende se encuentre en un determinado nivel de maduración neurológica; no sólo que se inicie en los rudimentos del descifrado de textos, sino que estas disposiciones se activen y ejerciten durante largo tiempo. Un lector avanzado, una persona que puede enfrentarse con un texto en condiciones óptimas de aprovechamiento y velocidad, sólo se forja a lo largo de años de práctica.

De ahí la importancia (en esta materia, como en otras muchas) de compartir la formación escolar con la del hogar. El niño que no crece en un ambiente de lectura en su casa, difícilmente podrá alcanzar plenamente las capacidades para tratar con textos. El que no disponga de una variedad suficiente de tipos de obras no aprenderá a vérselas con los distintos niveles de acceso a la información escrita:la lectura profunda, la búsqueda de un dato específico, la lectura somera rastreando una idea...
Sí la riqueza en libros y en publicaciones, la abundancia en lectura de un medio familiar (o en una biblioteca pública: luego abundaremos en ello), es la mejor garantía de un desarrollo pleno de las capacidades lectoras. La falta de hábitos y de ocasiones de lectura hará muy difícil el pleno desarrollo de esas potencias. Y la persona que no las tenga está muy mal preparado para la sociedad de la información: así de simple.
Pero a su vez, ¿cómo conseguir el clima social que dirija hacia esta importante práctica? ¿No están nuestros medios de comunicación exacerbando la orientación hacia los elementos multimedia (imagen y sonido) de la sociedad de la información, con absoluto olvido de la lectura? Si nuestras tasas de lectores son tan bajas en comparación con los países a los que deberíamos equipararnos, ¿no es en parte por la falta de un auténtico clima mediático en su favor? Que una modernidad mal entendida no nos prive del necesario apoyo en un tema clave...

 “ Las investigaciones sobre la psicología de la lectura han evidenciado el hecho de que la lectura no es una actividad genérica, sino una función de la identidad individual, un proceso que reproduce la estructura mental de un individuo. En este nuevo modelo el individuo construye la experiencia literaria según su carácter como reproducción personal de su identidad”. (HOLLAND 1968).
El proceso de lectura es el resultado de la combinación de distintos aspectos personales y comunes, únicos y universales, y esto demuestra que la respuesta a la literatura nunca es completamente idiosincrásica o normativa. En este caso es la participación de códigos y de hipótesis interpretativas que vinculan el significado potencial mediado por la aprobación de la comunidad.
Del encuentro entre un individuo y un conjunto de símbolos verbales nace la obra literaria que no es un objeto o un ente ideal, cerrado en su autonomía ontológica. La obra literaria es un proceso: una actividad dinámica, personal y única. El texto-guía es el modelo elástico que permite al lector emprender distintos caminos (ROSENBLATT 1978).
En otros estudios, la psicología de la lectura ha abarcado los aspectos cognitivos principales, entre los que cabe destacar: movimientos oculares, problemas perceptivos, estudio de letras, palabras, contextos, y problemas relacionados con el lenguaje, el aprendizaje y la dislexia (CROWDER–WAGNER 1982).
Croweder da una definición de la actividad de la lectura mediante un modelo prototipo que incluye tres “conquistas”:
• La evolución del lenguaje considerada como un salto cualitativo en la historia biológica,
• La historia intelectual del hombre, es decir la evolución del lenguaje escrito testimonio de un progreso,
• La adquisición de los conocimientos básicos en la escuela durante los primeros años.
En The modularity of mind (La modularidad de la mente, Editorial Morata, 1986), Fodor subraya que la psicología científica del siglo pasado ha propuesto un modelo de mente humana estructurada en procesos transversales como la lectura que entran en juego simultánea y paralelamente en todos los comportamientos del individuo. En este esquema, la percepción, el aprendizaje y la memoria son facultades que interactúan en cualquier comportamiento humano (FODOR 1983). 
David Bleich la subjetividad es una condición epistemológica fundamental para cualquier ser humano, dado que la ficción de una realidad objetiva es la presunta objetivación de un punto de vista personal. El conocimiento es un proceso que se debe construir y no un objeto que hay que encontrar. Para Bleich el texto no posee ningún poder real sobre el lector y su iniciativa (BLEICH 1969). 
Para Fish las estrategias interpretativas constituyen la forma misma de la lectura, es decir cada acto perceptivo es una interpretación. (FISH 1980).

La lectura en Chile.

Se ha sostenido que la pérdida del hábito de la lectura y el desplazamiento del libro del interés cultural de parte de los chilenos son realidades que se vienen arrastrando en el tiempo. Ha sido justificado principalmente por el impacto de la televisión, por los videos, y hoy por el Internet, entre otros argumentos.

Además, si le sumamos a esto que la gente es reacia a leer, en suma, los tirajes reducidos encarecen los libros trayendo como consecuencia que no estén al alcance de la mayoría.

Para muchos es más entretenido ver en el Cine o en video las historias de Robinson Crusoe, El Principito, El Hombre de la Rosa, pronto El Código Da Vinci de Dan Brown, entre otros, que leer los libros en cuestión.
Sin embargo, muchos libros no han sido llevados al video y por la poca promoción de éstos, pasan inadvertidos para la mayoría, como por ejemplo "El Ultimo Gran Grito Radical", del recordado periodista Luis Berenguela, un libro que narra parte de nuestra historia y el rol cumplido por los radicales en el engrandecimiento de nuestra patria.

CONCLUSIONES

Bastante se ha escrito de los altos costos de los libros, lo que dificulta su masificación. En reiteradas oportunidades se ha solicitado eximir de los impuestos a la cultura, en este caso a los libros, pero no ha sido posible lograrlo.
Diferentes especialistas han concordado que el hombre amante de la lectura desarrollará su cerebro de tal forma que podrá llegar, fácilmente, sobre los 90 años completamente lúcido, con una memoria y un trabajo mental e intelectual impresionante.
Hay incontables casos de hombres y mujeres de edad avanzada que impresionan con sus pensamientos, atribuibles en gran medida a que siempre fueron amantes de la lectura.
El libro es cultura y aumenta el conocimiento, las habilidades de razonamiento análisis y comprensión del niño, joven y adulto. 

BIBLIOGRAFIA

CATEDRA UNESCO PARA LA LECTURA Y ESCRITURA, Universidad de Concepción, Chile. Enseñar/aprender a leer. Una forma de felicidad es la lectura. [Jorge Luis Borges] 
CROWDER-WAGNER 1982, Robert G. Crowder, Richard Wagner, The psychology of reading. An introduction, New York, Oxford University Press, 1982 (tr. it. Psicologia della lettura, Bologna, Il mulino 1998).
GARDNER, Janet y MYERS, Lora. La lectura es divertida. Diez métodos para cultivar al hábito de lectura en los niños. Alcalá de Guadaíra (Sevilla), Edición para España, Editorial Trillas, S.A. de C.V. y Editorial MAD S.L., 2005. Edición especial para el Pacto Andaluz por el Libro, con motivo de la celebración del Día de la Lectura en Andalucía. 

WEBGRAFÍA
http://books.google.cl/books?id=lAYsxXGG86YC&pg=PA190&lpg=PA190&dq=aplica+de+la+lectura&source=bl&ots=J6AvkuJM6w&sig=09jUg8zwuqAj7EJyNkEIGdtR7Pc&hl=es&ei=ozJNSrrEBoTnlAfPzrilBQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=3
http://images.google.cl/imgres?imgurl=http://2.bp.blogspot.com/_srmCpeofKpA/Se0gFaEt7oI/AAAAAAAAAAU/GXvB8EM-jOU/s400/diagrama1.JPG&imgrefurl=http://lostesorosdelapalabracreada.blogspot.com/2009/04/plan-operacional-del-taller-fecha-23-de.html&usg=__PnwXeVVZgIUhr1aaeie7wb5I9T8=&h=400&w=344&sz=20&hl=es&start=9&um=1&tbnid=z5jbpTGKstuWbM:&tbnh=124&tbnw=107&prev=/images%3Fq%3Ddiagrama%2Bproceso%2Bde%2Blectura%26ndsp%3D20%26hl%3Des%26lr%3Dlang_es%26sa%3DN%26um%3D1